lunes, 11 de marzo de 2019

Proyecto "Las emociones". “PONIENDO CARA Y SONIDO A LAS EMOCIONES”

Desarrollo
Para comenzar esta actividad, lo primero que vamos a hacer es presentar a los alumnos una serie de dibujos (emoticonos), y en forma de asamblea, haremos una lluvia de ideas, en la que los niños digan su punto de vista. Después de conocer estas ideas, explicaremos qué es cada uno y qué emoción representa, y si han acertado o no.
Después de esta introducción para presentar los emoticonos que se van a trabajar, reuniremos a los alumnos y pediremos que estén en silencio, ya que a continuación escucharemos una serie de audiciones de la naturaleza, cada una de las cuales nos inducirá una emoción, y que deberán relacionar con uno de los emoticonos.

Materiales
Los materiales necesarios para llevar a cabo esta actividad serán:
- Flashcards con los emoticonos trabajados (alegría, tristeza, miedo y enfado).
- Audiciones de sonidos de la naturaleza:


























Actividad diseñada por: Alex García Ibañez
Lara Mazagatos Martínez
Paula Revilla Sáez
Lara Rincón Ausín

Proyecto "Las emociones". Un arco iris de emociones

Desarrollo
Para dar comienzo a esta actividad, primeramente se leerá en clase el libro “El Monstruo de Colores”. En este libro, el protagonista es un monstruo el cual no sabe distinguir bien lo que le pasa, es decir, sus emociones, es por ello que decide guardar en un bote cada emoción para que estén ordenadas y no se mezclen. Cada una de ella se corresponde con un color, la alegría con el amarillo, la tristeza con el azul, el enfado con el rojo y el miedo con el gris.

Una vez leída la historia, se formularán algunas preguntas como:
- “¿Vosotros habéis sentido algunas de las emociones del monstruo alguna vez? ¿Y en qué ocasión?”
- “¿Cómo os sentís cuando tenéis miedo, y cuando estáis contentos, enfadados o tristes?”

Para que los alumnos siempre puedan relacionar las emociones vistas en el libro con los colores del monstruo, el maestro realizará un cartel, el cual siempre quedará expuesto en una de las paredes del aula donde se vea esta relación y los alumnos puedan fijarse siempre que lo necesiten.

Una vez que hayan quedado claros estos conceptos el maestro repartirá los cuatro emoticonos a cada uno de los niños. Seguidamente reproducirá una serie de sonidos y serán los alumnos los que deban levantar el emoticono que corresponda a la emoción que ellos sienten con esa música.

Después, trabajaremos solo con el color de forma que el maestro les dará cuatro hojas de distintos colores a cada uno de los alumnos, los que corresponden a las emociones, azul, amarillo, rojo y gris. Una vez escuchen las audiciones  deberán levantar la cartulina del color que corresponde a la emoción que ellos sienten.

Sonidos:



















Actividad diseñada por: Alex García Ibañez
Lara Mazagatos Martínez
Paula Revilla Sáez
Lara Rincón Ausín

Proyecto "Las emociones". Caballeros a sus reinos

Desarrollo
Para llevar a cabo esta actividad dejaremos el espacio central del aula libre, y dividiremos este espacio en cuatro áreas: el reino del caballero alegre, el reino del caballero triste, el reino del caballero enfadado y el reino del caballero miedoso.
Además las delimitaciones de estos cuatro espacios, estarán representadas con cintas adhesivas del color asociado a cada emoción:

  • reino del caballero alegre con cinta adhesiva de color amarillo
  • el reino del caballero triste de color azul
  • el reino del caballero enfadado de color rojo
  • el reino del caballero miedoso de color gris

La representación gráfica del espacio delimitado sería por lo tanto la siguiente

Una vez delimitado el espacio, los alumnos escucharán una serie de sonidos y audiciones musicales (VER resto de actividades del Proyecto "Las emociones").
Cuando el maestro reproduzca un sonido o audición, los alumnos que serán “los caballeros”, tendrán que dirigirse al reino adecuado; es decir si el sonido o la audición es triste, se colocarán dentro del espacio que representa “el reino del caballero triste”. De esta forma, los alumnos asociarán los sonidos con una emoción y a su vez, esa emoción con el color que la representa, ya que tendrán que reconocer cuál es cada reino por el color que le delimita.

Podemos además, pedir a los alumnos que se muevan por el espacio empleando gestos característicos de cada emoción; por ejemplo: si los sonidos son alegres, los alumnos se desplazarán dando saltos o bailando, o si los sonidos son tristes, podrán poner cara de tristeza o arrastrarán los pies, por ejemplo.

Cabe destacar que en todo momento, será el maestro el que formule cuestiones a los alumnos para comprobar su conocimiento de este tema; por ejemplo: ¿por qué te has situado en el reino del caballero enfadado?, ¿cuál es el color de este reino?, ¿qué emoticono representa el color de dicho reino?, etc.

Si consideramos que la actividad es complicada y no va a permitir que TODOS los niños la puedan llevar a cabo de forma adecuada, podemos empezar trabajando únicamente dos emociones (Reinos) e ir complicándola a medida que los alumnos vayan comprendiéndola.


Actividad diseñada por: Alex García Ibañez
Lara Mazagatos Martínez
Paula Revilla Sáez
Lara Rincón Ausín