sábado, 19 de noviembre de 2016

Ritmo- movimiento: Nos movemos como mande la música


Realizamos un  montaje con piezas musicales que tengan diferente "tempo".
Los niños escuchan la música y deben moverse según el pulso: si éste es rápido los niños deben caminar rápido, en cambio si el pulso es lento, los niños deben andar despacio. Es FUNDAMENTAL que vayamos intentando que los niños adapten su movimiento al pulso, sino la actividad perderá el sentido "musical" y rítmico.
Procuraremos que el contraste sea continuo: una fragmento lento- otro rápido- otro lento- etc.  
Si la música para, los niños deberán permanecer quietos. Es interesante que hagamos pausas frecuentes para recuperar la atención de los alumnos.
Esta actividad está íntimamente relacionada con el desarrollo de la percepción auditiva, concretamente con la reacción a la variación de velocidad. El utilizarla en uno u otro bloque dependerá de dónde pongamos más énfasis.
Ideada por: Marta Ortiz, Latifa Halhoul y Raquel Manso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada